4 de diciembre de 2007

Como empezar con la práctica anal (Capítulo I, By MartinDelray)

Para todos los amigos men que deseáis experimentar el placer de la penetración anal.

Realmente nuestro punto es la próstata, el único modo de llegar a el a través del ano. El hecho de realizar este acto sexual no implica la condición sexual del individuo, con los putos tabúes de la sociedad la relaciona como practica Gay, fruto de la ignorancia colectiva, y contagiosa. De hecho cuando nacemos ya estamos predispuestos a esta practica, el fruto de la educación hace de este tema sea un gran Tabú.

Si vais a realizar esto por primera vez, es mejor hacerlo solo, que con una segunda persona, de hecho controlareis vosotros mismos la penetración, tanto en profundidad y como en fricción de movimiento, evitando dolores, desgarros, etc, ya que la otra persona no detecta en su piel vuestras sensaciones. Es muy importante que en las primeras penetraciones no tengáis una mala experiencia, eso os podría hacer desistir para siempre.

Comenzando en materia: Solo para principiantes, de su 1 experiencia.

Cuando es el mejor momento, cuando estáis solos en casa, tranquilos y preferiblemente recién ido de vientre, ese es el momento en el que tendréis el ano mas dilatado y predispuesto. Seguidamente:

Qué utensilios hacen falta?, un cepillo de dientes con mango fino, uniforme, sin relieves ni muescas y un bote de vaselina, en la farmacia la venden a granel 500 gms no llega a 3 pavos.

Empezamos ya, claro, al ataque, mejor hacerlo dentro de la bañera, lubricáis el mango del cepillo de dientes y toda vuestra parte del ano, introducir la punta con pequeños movimiento, de fuera hacia dentro, no intentar meter todo el mango, con un poco menos de longitud del dedo índice tendréis mas que suficiente. Cuando notes que empiece a doler un poco, con la otra mano mastúrbate el pené, eso ira convirtiendo el dolor en placer. Llegado a este punto viene la clave del éxito. No introduzcas el mango en dirección de la columna vertebral, ya que introduces todo en la profundidad del recto, y no estimulas la próstata. Tienes intentar tocarte por dentro los testículos, en dirección hacia abajo, estando de pie. Notaras una sensación muy placentera, entonces bajéate hasta correrte. Aja, el orgasmo se te ha multiplicado por 2 o por tres.

Practica esto cuando tengas ganas de pajearte, pero de este modo. Piensa que yo empecé con esto con poco menos de 13 años, tal como os he contado, le trincaba a mi hermano mayor las revistas de despelote de tías y me masturbaba así, casi me desmayaba del orgasmo tan intenso.

Cuando penetres a una travestí ves a tocarle el punto G, no a meter sin control a saco. Mi gran éxito es que el 90% de las travestís que penetro, les saco la leche, sin que se toquen sus penes para nada, y luego les viene un goteo continuo, como si se orinaran con orgasmos seguidos.

Ya os contare como continuar en la próxima. Desde pequeño siempre he sido muy tremendo en estas cosas, por lo que me llamaban las travas en la época del Divertido, unos 8 años atrás, Doctor Anal.

Saludos a todos amigos.